Recomendaciones para detectar problemas con tu báscula comercial


Cuidar de tu báscula puede prolongar su vida útil, proporcionar resultados más consistentemente precisos y potencialmente reducir tus costos de piezas y mano de obra. Si bien el principal criterio es el sentido común al cuidar equipos y herramientas de trabajo, es recomendable desarrollar sencillo procedimientos de mantenimiento y detección de fallas cuando tu báscula presente algún comportamiento extraño. Esto es importante porque una báscula que no opera de forma confiable impacta directamente en tus utilidades. De inicio te sugerimos observar estas medidas:

  • Mantén tu producto limpio, el uso de una cubierta plástica transparente extiende la vida útil de los teclados, etc.

  • Evita la exposición prolongada a ambientes hostiles

  • Apaga la báscula cuando no esté en uso por períodos prolongados

  • Calibre su balanza a intervalos regulares.

  • Programa una revisión y calibración regularmente para garantizar que continúe proporcionando mediciones precisas.

Problemas comunes y soluciones Con base en nuestra experiencia sabemos que muchos problemas de servicio se pueden resolver si el usuario realiza algunas verificaciones simples en la balanza en cuestión. Consulta la tabla siguiente para ayudar a identificar algunos problemas básicos y sus soluciones.

La batería no carga

  • No hay voltaje o es demasiado bajo

  • Falla del circuito de carga

  • Falla de la batería

  • Verifica que las baterías sean recargables

  • Algunas básculas usan solo baterías no recargables

  • Verifica que el voltaje de la fuente de alimentación sea el correcto

La báscula no llega a su máxima capacidad

  • La carga máxima es detenida por el golpe del soporte del plato o el fondo de la celda de carga

  • Tornillo de envío no extraído (si aplica)

  • Problema electrónico

  • Parámetros configurados incorrectamente

  • Celda de carga o componentes mecánicos dañados Busca